Lo principal es tu equipo

|

El equipo para mezclar
Una vez nos hayamos decidido por el CD o por el vinilo, es muy importante saber elegir el equipo que vamos a comprar en función del dinero del que dispongamos.
Es un gran desembolso y tenemos que tener en cuenta que no siempre merecerá la pena comprarse el mejor equipo y viceversa, a veces será preferible gastarse un poco más por otro modelo mejor. Así mismo, los precios pueden variar bastante entre equipos de características parecidas de unas marcas y otras, y entre unas tiendas y otras. Por ello, lo más importante es preguntar en todos los sitios que podamos, y conseguir tantos catálogos y listados de precios como nos sea posible. Hace falta paciencia, y no tomar ninguna decisión precipitada porque entonces podemos equivocarnos. Más vale esperar dos semanas a que te traigan tal mezcladora a quedarte con esta que es más mala (por ejemplo).
Para empezar a pinchar necesitaremos por lo menos lo siguiente:
• Si nos hemos decidido por el vinilo, dos platos, y si preferimos el CD, dos reproductores de CD sencillos o un reproductor de CD doble, todo ello con pitch y especial para DJ.
• Un mezclador de dos vías como mínimo.
• Un amplificador y dos buenos baffles (no hace falta que sean muy potentes). En su lugar también nos servirá cualquier minicadena que tenga entrada de línea (dos conectores RCA, uno rojo y otro blanco o negro en la parte trasera)
• Viene bien tener una pletina de cassette para poder grabar tus sesiones, pero es opcional, y si tienes el equipo conectado a una minicadena no te hace falta, puedes usar la pletina de la minicadena.
6.1 El reproductor de cd
Si queremos pinchar con CD's, no nos servirá cualquier reproductor, tiene que tener como mínimo control de pitch y pitch blend. Esto es lo mínimo, pero es muy recomendable que además tenga jog-shuttle, porque nos facilitará considerablemente la tarea, sobretodo a la hora de aprender a pinchar. Vale la pena pagar un poco más por ello. Se puede sustituir el jog-shuttle por el pitch bend, y de hecho muchos modelos no lo llevan.
También deberá tener CUE (más adelante explicaremos para qué sirve), aunque prácticamente todos los reproductores para DJ lo llevan. Hay otra opción que es el loop, que puede resultar interesante para realizar determinados efectos cuando se tiene mucha experiencia, pero generalmente para el dj principiante no es muy útil.
En los CD's no pasa lo que con el vinilo. La calidad del sonido no depende del tipo de reproductor que escojamos porque es digital. Las diferencias entre unos reproductores y otros consisten en las características técnicas de las que disponen y de la calidad de la electrónica y de la óptica del reproductor. Si ésta última es poca, pueden producirse de vez en cuando errores de lectura, tal y como ocurre en cualquier minicadena o radiocassette con CD. Pero normalmente con una calidad media no suele haber ningún problema, a menos que estemos trabajando en un ambiente hostil para las máquinas o sometidos a ciertas vibraciones, como ocurre en una discoteca o pub. En estos casos, habrá que utilizar reproductores con sistemas capaces de absorver las vibraciones o de corregir los errores de lectura. Hay tres tipos de reproductores, dependiendo básicamente de la forma del aparato:
Reproductores de CD dobles
Son 2 en 1. Con ellos podemos escuchar dos cd's, de modo que con un sólo reproductor y una mesa de mezclas ya podemos pinchar perfectamente. Están formados por dos módulos unidos por un cable. El módulo de lectura es el que contiene la óptica y donde se colocan los cd's. El módulo de control es el que manejamos a la hora de pinchar. En él es donde están todos los botones y los controles. La ventaja de este tipo de reproductores es que salen un poco más baratos que comprarse 2 reproductores de cd sencillos, ocupan menos espacio y sobretodo que al estar divididos en 2 módulos, podemos colocarlos como queramos. Por ejemplo, el módulo de lectura en horizontal y el módulo de control en vertical.
Hay muchísimos modelos de reproductores de este tipo, más incluso que de otros tipos o de platos, pero las características y los precios son parecidos. En la mayoría de los modelos, estos oscilan entre las 90.000 y las 120.000 pesetas (540-720 euros; 450-600 dólares). Estamos hablando de modelos de calidad media con jog-shuttle, porque también hay modelos con un precio algo inferior pero sin jog-shuttle y de menos calidad. Bien, esto es en lo que concierne al dj aficionado. El dj profesional ha de trabajar con equipos de más calidad siempre que sea posible. Hay una marca que se ha hecho casi un estándar. Es Denon, con sus modelos DN2000F Mk3 y DN2600F. Su precio es mayor, el del primero está en torno a las 180.000 pesetas (1080 euros; 900 dólares), pero también lo es su calidad y sus características.
Reproductores Dobles:
• Acoustic Control CDJ-400 II
• Gemini CD-240
• Squale CD 400 MkII
Reproductores de CD sencillos planos
Eso de planos significa que se trabaja con ellos desde arriba, de forma similar a como se hace con un plato. No es que sean planos realmente, de hecho tienen más o menos la misma altura que un plato, pero se les llama así. Están pensados para colocar junto a unos platos o en sustitución de éstos. Por ello son el complemento ideal para un dj que trabaja principalmente con platos o en una discoteca, pero no son muy adecuados para pinchar en casa sólo con ellos porque son más caros. Su manejo es un poco más parecido al de un plato y, por tanto, más intuitivo, pero no hay una diferencia demasiado grande con respecto al de un reproductor doble o uno sencillo frontal.
Hay bastantes modelos de este tipo, pero muchos menos que de los dobles. Los más utilizados por los dj's profesionales son el Pioneer CDJ500s y el CDJ100s, ambos de características parecidas. El primero cuesta unas 120.000 pesetas (720 euros; 600 dólares) y el segundo unas 80.000 (480 euros; 400 dólares), aunque la mayoría de los modelos están entre las 70.000 y las 90.000 pesetas (420-540 euros; 350-450 dólares).
Reproductores sencillos planos:
• Akiyama CDJ800
• BST Cleving 166
• Pioneer CDJ100s y CDJ500s
Reproductores de CD sencillos frontales
Son parecidos a los dobles solo que únicamente tienen un módulo, que lleva el control y el lector. Obviamente sólo se puede reproducir un cd con estos lectores, así que necesitamos dos reproductores para poder pinchar. Sin embargo, es mejor comprarse un reproductor de cd's doble que dos sencillos, así que este tipo de
reproductores sólo interesan cuando se pinche con platos. Pero cuando se pincha con platos son más adecuados los sencillos planos.
Por ello, este tipo de reproductores se utilizan cada vez menos. Como son más baratos que los planos, únicamente resultan interesantes si tenemos platos y queremos comprar un cd pero no podemos pagar uno plano. El precio de un reproductor de este tipo está entre las 30.000 y las 50.000 pesetas (180-300 euros; 150-250 dólares), dependiendo de las características y de si tiene jog-shuttle.
Reproductores sencillos frontales:
• Gemini CD-140
• Omnitronic CDP430
6.2 El reproductor de vinilo
Si te has decidido por el vinilo es conveniente que conozcas las partes de un reproductor de vinilo. Para empezar las principales partes son: El brazo, la capsula y aguja, pich, selector de rpm (33 y 45), empiezo y parada de disco, luz orientada y motor de polea o tracción directa.
Motor de polea (correa)
Consiste en un motor que enganchado por una correa (por eso se llama asi) al plato lo hace girar. La ventaja como dije antes esque son mas baratos pero sufren fribilaciones con lo cual empeora la calidad del sonido, aunque si no tienes mucho dinero te lo recomiendo sirve igual para pinchar.
Motor de tracción directa
Consiste en un motor en el medio del plato que hace girar al plato de manera directa. Estos son los mejores no sufren fribilaciones ni perdida de tono. Un ejemplo son los technics sl1200mk2. Aunque estos han sido mejorados dando paso a al mk5 aunque son muy parecidos. (ver foto)
Funciones (ambos tipos de reproductores)
- El brazo: suele están en forma de "S" (para club) y recto (para turnabilist scratch, mas adelante explico esto). Sirve para sujetar la aguja para que siga el surco.
- La capsula y aguja: Sirven para captar el sonido del surco del vinilo. EL sonido es captado y es llevado hasta la salida del reproductor donde es amplificado. ES conveniente comprar una buena aguja.

- Pich: sirve para acelerar decelerar las canciones; suele tener un rango entre como minimo de 8% el mas comun, y como máximo 100%. La mayoría viene con 8 o 16.
- Selector de rpm: sirve para definir la velocidad de giro del disco. Las velocidades mas comunes son 33rpm y 45rpm, aunque ahora empieza aparecer 78rpm.
- Salida y parada de disco: pos eso para empezar o parar de girar el disco.
- Luz orientada: se usa para ver el surco del disco y situar la aguja donde se quiera.
- Anti-skating: suele venir en todos los reproductores. Utilizado para que la aguja no salte.
- Pesa: se coloca encima de la aguja. Sirve para lo mismo que el anti-skatiing.
6.3 La mesa de mezclas
No os asustéis con tantos botones y controles, pronto aprenderéis para qué sirven y a manejarlos. Mesas de mezclas hay para todos los gustos, con una gran variedad de marcas y modelos y también de precios. Dependiendo de nuestras necesidades deberemos saber elegir el modelo más adecuado.
Lo primero que tenemos que decidir es el número de canales que vamos a necesitar. Para ello hay que tener en cuenta el número de fuentes que queremos tener sonando al mismo tiempo como máximo, no las totales. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de las mesas, las entradas se pueden conmutar y cambiar así el aparato que sonará por una vía (siempre que no la estemos utilizando en ese momento, claro).
Para un dj aficionado, lo más básico sería una mesa de 2 vías + micrófono si vamos a utilizar dos fuentes de sonido (platos o reproductores de cd) y estamos seguros de que en el futuro no vamos a utilizar una tercera fuente al mismo tiempo. Sin embargo, en mi opinión, para la mayoría de los casos lo más adecuado es una mesa de tres vías. Así estamos seguros de que si en el futuro decidimos comprarnos un tercer plato o reproductor de cd no necesitaremos una mesa nueva, y también nos será muy útil para poder conectar el ordenador a la mesa y así poder pinchar también con mp3's.
Behringer DX626 (mesa tres canales)
También podremos usar más de tres fuentes (no simultáneamente, claro) y conmutar entre ellas sin tener muchos problemas, ya que al disponer de tres vías podemos hacer la conmutación en una de ellas tranquilamente incluso mientras estemos haciendo una mezcla entre las otras dos, por ejemplo. Sin embargo, en una mesa de dos vías sólo podremos conmutar cuando no estemos haciendo
ninguna mezcla, lo cual puede resultar un poco más incómodo y entorpecedor. Vale la pena pagar un poco más por el tercer canal. El caso de una mesa de cuatro canales es diferente. Si vamos a utilizar tres fuentes y queremos los cuatro para tener un margen de seguridad hay que tener en cuenta que en realidad podremos arreglárnoslas perfectamente con una de tres, y una de cuatro será bastante más cara o más mala que una de tres.
2 canales:
• Akiyama DJ30
• BST Hife 256
• Ecler SmacFirst
• Pioneer DJM300s
3 canales:
• Acoustic Control DJ252
• Behringer DX626
• Gemini BPM250
• JBSystems Classic 3
• Magnedine Mag-10
4 canales:
• Akiyama DJ45
• Gemini PS1000
• Pioneer DJM500s
• Rodec MK180
Aprovechando esto hablaremos de otra cuestión importante en una mesa de mezclas: la calidad. En la electrónica no se nota mucho la diferencia entre una mesa de calidad y otra barata con características semejantes. Es en los faders donde está el problema. En una mesa de calidad, podemos estar seguros de que los faders nos durarán mucho tiempo y no darán problemas, pero en la mayoría de las mesas baratas, con el paso de algún tiempo (un año o año y medio, dependiendo del uso que hagamos de ellas) los faders comienzan a resentirse y a carraspear. El carraspeo es un ruido que se oye cuando los movemos, y se produce en parte por la acumulación de polvo y suciedad. Está claro que si mantenemos la mesa cubierta con un plástico le entrará menos polvo y nos durará más tiempo. La situación no estan grave, y no estamos indefensos ante el carraspeo. Podemos llevar la mesa a la tienda a que nos la abran y nos limpien los faders, lo que cuesta unas 3.000 ptas. porque hay que desmontarla.
Aunque será un remedio temporal y con el paso del tiempo volveremos a sufrirlo. He aquí la diferencia entre una mesa de calidad y una barata. Por eso podemos encontrarnos en el mercado mesas de dos canales + micrófono por un precio de 80.000 ptas. Sí, son caras, pero también son buenas. Si no tenemos problemas económicos merecerá la pena, y si la mesa es para un local está más claro aún. No esperéis encontraros con ningún chollo porque tendrán truco. Una mesa barata por definición es mala, y otra cara debe ser buena (a no ser que os estén estafando). Generalmente entenderemos una mesa barata por una entre 10.000 y 50.000 ptas. y una buena entre 50.000 y 150.000 ptas.
Otro aspecto a tener en cuenta de las mesas de mezclas son los extras. Con ello me refiero a un montón de características especiales que llevan las mesas actuales con el objetivo de facilitar la tarea al DJ, por supuesto a costa de encarecer el producto final. Por ejemplo, están los controles de ganancia-graves-medios-agudos, los indicadores de beat, los contadores de BPM, los samplers, etc.
Los controles de ganancia-graves-medios-agudos (gain-bass-mid-treble) están incluidos en la mayoría de las mesas y se hacen casi imprescindibles, porque no todos los discos están grabados con el mismo volumen ni tienen la misma ecualización. Algunos tendrán más agudos que otros y otros más graves, y con estos controles, además de poder crear efectos especiales, podremos ajustar la ecualización de los temas.
Los indicadores de beat consisten en un led por cada canal que se enciende cuando suena un beat o bombo. Ya están incluidos en la mayoría de las mesas y es una característica interesante pero prescindible.
Más prescindible aún es el contador de BPM, que indica a qué velocidad en bombos por minuto va la canción. Nos será útil cuando estemos aprendiendo a pinchar, pero cuando ya tengamos cierta experiencia no nos será necesario, y lo único que hará será encarecer la mesa.
Los samplers ofrecen nuevas posibilidades creativas al poder grabar pequeños fragmentos (generalmente de hasta 12 segundos) y luego reproducirlos cuando queramos. En las mesas baratas suelen tener bastante ruido de fondo y generalmente no los vamos a utilizar mucho. Si disponemos de cd's, podemos utilizarlos como samplers gracias a la función cue-sampler, y por lo tanto no necesitaremos el sampler en la mesa.
Así pues, en resumen, hay muchos tipos de mesas y generalmente lo que mejor nos irá será una de 3 vías con controles de ganancia-graves-medios-agudos, indicadores de beat y sin contadores de BPM ni sampler, y si podemos permitirnoslo merecerá la pena comprarse una mesa de más calidad pagando un poco más por ella.
Pero cuidado porque también hay muchas mesas iguales internamente (incluso las fabrican en el mismo sitio aún siendo de marcas diferentes) y de marcas y de precios distintos, lo cual ocurre principalmente en las mesas baratas

La proxima os ablaré de los tipos de mezcla

2 comentarios:

dj tutoriales dijo...

creo que esta todo si falta algo digamelo

JMCR EDICIONTOP dijo...

Hola disculpa me gustaria enlazar mi pagina con la tuya y vice.versa.
avisame porfavor. www.top-programacion.x10.mx

jmcrediciontop@gmail.com <-- Saludos

Publicar un comentario en la entrada